Archivo de la categoría: Visitas guiadas

#BPFA. Recibimos a informantes turísticos del Virch

Hoy recibimos a un grupo de informantes turísticos de las ciudades del valle, quienes desde su lugar de trabajo cumplen una importante labor, contribuyendo en la difusión de todos y cada uno de nuestros atractivos.
(Tomamos prestadas las fotos de Claudia Campagnoli)

Seguir leyendo #BPFA. Recibimos a informantes turísticos del Virch

Anuncios

#BPFA. Compartimos nota: “Donde la Patagonia se hace piedra”

Compartimos nota de CLARIN Viajes: Donde la Patagonia se hace piedra
Los bosques petrificados patagónicos son testimonios de la exuberante vida que albergaba la hoy desértica estepa antes del surgimiento de la Cordillera de los Andes. Impactantes paisajes que invitan a viajar millones de años en el tiempo.
Florentino Ameghino (Chubut)
Donde la Patagonia se hace piedra

El bosque de Florentino Ameghino fue descubierto en 1998 (Daniel Feldman).

Una reserva chubutense descubierta hace relativamente poco, que también invita a viajar a los inicios de la era Mesozoica: sí, 65 millones de años atrás. El bosque petrificado Florentino Ameghino se encontró en 1998, luego de inundaciones que removieron los sedimentos y dejaron al descubierto restos fosilizados. Entonces comenzaron estudios científicos, en 2009 se creó la zona protegida y un año más tarde comenzaron las visitas turísticas, luego de que la provincia aprobara la Ley de Custodio Rural -es el primer sitio Custodio Rural de la Argentina-.

Fauna marina y huellas de dinosaurios

Este yacimiento paleontológico se encuentra en un campo privado, a unos 90 km de Trelew, en el valle inferior del río Chubut. El área para investigaciones tiene 223 hectáreas, y las 20 que están abiertas a los visitantes se transforman en una alternativa más que interesante para los recorridos por el valle del río Chubut, donde se visitan las colonias galesas de Gaiman y Dolavon y el dique Florentino Ameghino.

En el lugar hay troncos petrificados que formaban parte de un extenso bosque de lauráceas y fagáceas y que fueron transportados por ríos hasta la zona, que entonces era costa de mar. “Son especies parecidas a las coníferas actuales, árboles que tenían hasta 40 metros de alto y 2,5 de diámetro. Se pueden ver restos de troncos de hasta 25 metros de largo”, explica Jorge Reinoso, del equipo de guías habilitados del lugar, en el que trabaja también un grupo de geólogos y paleontólogos.

Donde la Patagonia se hace piedra

Con troncos de 25 m de largo, es una alternativa más en el recorrido por el valle inferior del río Chubut (Daniel Feldman).

El sendero, de 1.500 metros y 17 puntos focales, demanda alrededor de una hora y media, y además de troncos y astillas de piedra se ven también fósiles marinos, dientes de tiburón, erizos y huellas de fauna marina extinguida hace millones de años.

Hay servicios, oficina y vitrinas con muestras de piezas. La excursión se puede combinar con la visita a las coladas basálticas columnares, especie de gran mosaico natural de figuras hexagonales, cerca de la Villa Ameghino.

Cómo llegar.

Seguir leyendo #BPFA. Compartimos nota: “Donde la Patagonia se hace piedra”